domingo, 24 de junio de 2012


" Cierto era que me había sentido mejor durante estos quince días de ausencia que ahora, en el día de mi regreso, aunque todavía en el camino desatinaba como un loco, respingaba como un azogado, y a veces hasta en sueños la veía. Una vez (esto pasó en Suiza), me dormí en el vagón y, por lo visto, empecé a hablar con Polina en voz alta, dando mucho que reír a mis compañeros de viaje. Y ahora, una vez más, me hice la pregunta: ¿la quiero? Y una vez más no supe qué contestar; o, mejor dicho, una vez más, por centésima vez, me contesté que la odiaba. Sí, me era odiosa. Había momentos (cabalmente cada vez que terminábamos una conversación) en que hubiera dado media vida por estrangularla. Juro que si hubiera sido posible hundirle un cuchillo bien afilado en el seno, creo que lo hubiera hecho con placer. Y, no obstante, juro por lo más sagrado que si en el Schlangenberg, en esa cumbre tan a la moda, me hubiera dicho efectivamente: «¡Tírese!», me hubiera tirado en el acto, y hasta con gusto. Yo lo sabía. De una manera u otra había que resolver aquello. Ella, por su parte, lo comprendía perfectamente, y sólo el pensar que yo me daba cuenta justa y cabal de su inaccesibilidad para mí, de la imposibilidad de convertir mis fantasías en realidades, sólo el pensarlo, estaba seguro, le producía extraordinario deleite; de lo contrario, ¿cómo podría, tan discreta e inteligente como es, permitirse tales intimidades y revelaciones conmigo? Se me antoja que hasta entonces me había mirado como aquella emperatriz de la antigüedad que se desnudaba en presencia de un esclavo suyo, considerando que no era hombre. Sí, muchas veces me consideraba como si no fuese hombre…"


F. M. Dostoyevski, El jugador.

domingo, 17 de junio de 2012

"Empezó a gritar. Me arrojó una piedra que pesaría 40 kilos. Y se fue. Durante seis horas no volvimos a saber de él. No hay que fiarse de la gente calma”


Niccolò Ammanit

“Siempre hay un momento en el que todo puede enloquecer”

miércoles, 13 de junio de 2012

"Todo gran artista es en algún sentido un anarquista. El cine de Fassbinder trasmitió una mirada desencantada, porque fue fiel a la visión sobre una sociedad que estaba lejos de su ideal. Fue un crítico feroz del capitalismo, pero frente a los peligros del estalinismo y los reduccionismos de izquierda, que él supo describir mejor que nadie ( El viaje a la felicidad de Mamá Küsters, La tercera generación ), su opción por un anarquismo utópico pareció la más lúcida. Y lo más notable es que nos sigue hablando hoy del mundo en el que vivimos, de las personas que amamos, de nuestros propios temblores y deseos, de nuestra incapacidad para la realización en vida de una felicidad plena."



El arduo camino hacia la imposible felicidad


"El místico que Lacan guardaba en su gabinete de “libertino” estaba por afuera de la religión: sus amigos eran Georges Bataille, Pierre Klossowski, Michel Leiris, Roger Caillois. Desde su posición como psiquiatra, jamás abandonó su interés por la “locura” femenina. El goce femenino, Lacan lo entiende como una suerte de desarreglo que la regulación fálica no puede capturar. “Hay un goce de ella, de este ‘ella’ que no existe y no significa nada. Hay un goce de ella del que tal vez no sabe nada, sino que ella lo experimenta, y esto, ella lo sabe. Lo sabe, claro está, cuando esto sucede”. Esa potencia en acto, que las fórmulas de la sexuación sitúan con claridad, lo empuja a purgar a Freud de los residuos mitológicos de su invención, que se detiene con una pregunta: ¿qué quiere una mujer? Seguramente algo que la posición masculina ignora. Pero si el encuentro se produce, será fortuito como el de una máquina de coser y un paraguas sobre una mesa de disección.-  "


Variaciones sobre el encuentro entre los sexos


"Hay en toda esta construcción de la excomunión y la no-excomunión, un capítulo muy interesante en el que se relata toda la negociación entre Louis Althusser y Lacan para que este pudiera continuar con sus seminarios en la prestigiosa Ecole Normale Superieur una vez separado de la Asociación Internacional.Allí se presenta un Althusser que tenía la “viva conciencia de que se estaba produciendo un movimiento” y que trató que el centro de ese movimiento fuera la escuela de la calle Ulm. En un paralelo con El príncipe de Maquiavelo, lectura predilecta de Althusser, se ve a través de sus cartas, cómo trata de manipular el pasaje de Lacan y las indicaciones tanto teóricas como políticas que le va señalando en sus intercambios, con la intención de hacer de él un instrumento de propagación de su propia doctrina..."

De Spinoza a Lacan


"-No le digamos Santa Teresa porque es insoportable. Ella quería hacer casas de mujeres perfectas, pequeñas comunidades, casas blancas sin el repugnante ornamento de los palacios a los que la invitaban, como el de la Duquesa de Alba, o la princesa de Éboli, de Doña Luisa de la Cerda, en los que todo el lujo, surgido del oro robado en América, la repugnaba físicamente. Intentó hacer lugares perfectos, simples, con una vida perfectamente ritmada, que no estuviera sometida al tiempo amorfo del mundo. Eran comunidades, si se le puede llamar a eso comunismo no lo sé, pero si sé que tenía un profundo rechazo por la riqueza. La ironía viene del hecho de que fundaba estos conventos de Carmelitas descalzas, donde aplicaba la regla rigurosa del carmel, con hábitos de arpillera, viviendo de forma muy dura, con los aportes de su hermano Lorenzo de Cepeda y Ahumada, que se casó con la señorita Espinoza, hija de uno de los conquistadores de Perú, que fue el que hizo matar al Inca Atahualpa una vez que Atahualpa había cumplido con su promesa de llenar de oro su prisión. Este Espinoza lo traiciona y lo mata. Yo me pregunté si ella supo que la plata de sus conventos era esa."

martes, 12 de junio de 2012



Así es el comienzo: se interioriza la vi-
sión, se adentran los sonidos. Se demora
el pensamiento y todo se interroga.
El alma galopa hacia los ocho confines
del espacio. El espíritu vaga errante por
alturas infinitas.
Al acercarse, la emoción poco a poco
se convierte en luz. Las cosas se reflejan e
intercambian su claridad.
Y es que al beber la esencia de las pala-
bras dichas y escritas, paladearás el muy
dulce sabor de los Clásicos.
A la deriva, entre cielos y abismos, te
dejarás llevar por la gran corriente, ba-
ñándote en las aguas del manantial, in-
ternándote en su profunda hondura.
Y esas frases sumergidas que se escon-
den y se agitan, serán como peces inquie-
tos que, mordiendo el anzuelo, emerge-
rán desde el fondo más insondable.
Y las otras delicadas bellezas, vagando
ingrávidas y errantes, serán como pájaros
de alto vuelo que, cazados con flecha y-
con cuerda, caerán en picado desde las
nubes más altas.
Haz acopio de palabras y de frases no
usadas por más de cien generaciones. Es-
coge rimas perdidas y olvidadas desde
hace miles de años.
Desdeña las flores marchitas, ya abier-
tas, del amanecer, y quédate con los bro-
tes tiernos, aún cerrados, de la noche.
Así, verás pasado y presente en un uni-
co instante, y abarcarás los inmensos ma-
res en tan solo un abrir y cerrar de ojos.
LU JI

sábado, 9 de junio de 2012

"no crean a los mercaderes de la muerte, si quieren drogas que las tomen ellos” "Son los señores de la razonabilidad. Todo es razonable y Jesús es el Señor de la locura. Y los quiere locos por la vida. Y los quiere locos para que den vida a los demás, para que sean fecundos. Para que no terminen estrolados en una casa de salud" "No patinen la vida porque se van a patinar la cabeza. Es muy triste pasar la vida y terminar estrolado" "No dejarse engañar por los que les digan: 'llevala en el bolsillo', total ahora se puede, lo que no se puede es venderla". Cardenal Jorge Bergoglio

viernes, 8 de junio de 2012

"El conocimiento de cómo aprende el cerebro podría, y lo hará, tener un gran impacto en la educación. La comprensión de los mecanismos cerebrales que subyacen al aprendizaje y la memoria, y los efectos de la genética, el medio, la emoción y la edad en el aprendizaje podrían transformar las estrategias de educación y permitirnos diseñar programas que optimicen el aprendizaje de las personas en todas las edades y de acuerdo con todas las necesidades. Sólo mediante la comprensión de cómo el cerebro adquiere y establece la información y las destrezas seremos capaces de llegar a los límites de su capacidad de aprendizaje. La neurociencia puede ahora ofrecer una cierta comprensión de cómo el cerebro aprende nueva información y procesa la misma durante toda la vida (véase Blakemore y Frith, 2005). La comprensión de las bases cerebrales del funcionamiento y el desarrollo social es crucial para el fomento de la competencia social dentro y fuera de las aulas. El funcionamiento social desempeña un papel en dar forma al aprendizaje y el rendimiento académico (y viceversa), y así comprender la base neural de la conducta social puede contribuir a comprender los orígenes y el proceso del éxito y fracaso en la escolarización. Esto también puede facilitar la comprensión de cómo los niños con necesidades socio-emocionales adicionales pueden ser incluidos en las escuelas ordinarias y el modo de reducir la exclusión."

Sarah-Jayne Blakemore

 El cerebro adolescente

jueves, 7 de junio de 2012

"Así, a medida que la ciencia avanza, Dios parece tener cada vez menos que hacer. Es un gran universo, desde luego, por lo que Él, Ella o Ello, podría estar ocupado provechosamente en muchos sitios. Pero lo que evidentemente ha ocurrido es que ante nuestros propios ojos ha ido apareciendo un Dios de los vacíos; es decir, lo que no somos capaces de explicar, se lo atribuimos a Dios. Después, pasado un tiempo, lo explicamos, y entonces deja de pertenecer al reino de Dios. Los teólogos lo dejan de lado y pasa a la lista de competencias de la ciencia."

 Carl Sagan

"La estirpe humana no es más que un sustrato químico en un planeta pequeño, orbitando alrededor de una estrella mediana, en los suburbios de una galaxia del centenar de miles de millones que existen"

Stepehen Hawking


“Durante el curso de su desarrollo, las fuerzas productivas de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes, o, lo cual no es más que su expresión jurídica, con las relaciones de propiedad en cuyo interior se habían movido hasta entonces. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas que eran, estas relaciones se convierten en trabas de esas fuerzas. Entonces se abre una era de revolución social” (1859)

Carlos Marx


 "El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso,lo has conseguido."

 Groucho Marx

"Quiero creer que la gente tiene un instinto por la libertad, que quieren controlar sus vidas de verdad. No quieren que les presionen, que les manden, que les opriman, etc., y quieren una oportunidad para hacer cosas que tengan sentido. No sé cómo probar esto. En realidad es más una esperanza de que las personas son así, de que si las estructuras sociales cambian lo suficiente, esos aspectos de la naturaleza humana saldrán a la luz." Noam Chomsky "Uno llega a ser grande por lo que lee y no por lo que escribe."

 Jorge Luis Borges


 "Hubo un príncipe italiano del Renacimiento a quien le preguntó un sacerdote en su lecho de muerte si tenía algo de lo cual arrepentirse. "Sí", dijo, "hay una cosa. En una ocasión tuve una visita simultánea del Emperador y del Papa. Los llevé a lo más alto de mi torre para mostrarles la vista, y desaproveché la oportunidad de haberlos arrojado a ambos desde allí, lo cual me hubiera ganado fama inmortal." -
 Bertrand Russell
Related Posts with Thumbnails