domingo, 29 de mayo de 2011

" Cualquier gobierno que piense que puede domesticar a la prensa vive atrasado. Va a ser repudiado por la sociedad, que lo que acepta a veces es que los medios de prensa no sean arbitrariamente opositores, que no digan “todo está mal” porque se desprestigian. No sé si en el pensamiento de ellos está el domesticar a la prensa. Si así fuera, es un error catastrófico de consecuencias imprevisibles. "


" Las conferencias de prensa diarias exigen esfuerzo. Tenía que levantarme dos horas antes para leer todos los diarios. Cuando conocía un periodista, en el primer contacto le decía: “Vamos a tener una excelente relación basada en algunas premisas mágicas. Primero, nunca le voy a mentir ni le voy a dar mercadería podrida. Segundo, si no puedo darle una información, no se la voy a dar. Tercero, no voy a hacer ningún off the record; todo lo que digo es on the record. Cuarto, no le voy a pedir nunca que me nombre. Si usted me nombra es porque es necesario o hace a su noticia. Y quinto y final, nunca le voy a pedir que perjudique a nadie”. Y le digo que con esas premisas tuve una excelente relación con toda la prensa que venía a casa. No hablaba más durante todo el día porque cuando me requerían, decía humorísticamente: “Soy artista exclusivo de la mañana”.


Carlos Corach




Carlos Daniel Aletto: "Beatriz Sarlo, sin dudas, es una prestigiosa intelectual. Hace poco publicó un libro sobre la argentina de la última década: La audacia y el cálculo. Es un extenso trabajo que parte de un estudio de campo, donde toma muestras de la sociedad y detalles de la coyuntura política para concluir con una mirada crítica y opositora al kirchnerismo y a los medios oficiales de comunicación. Nada nuevo. Sus palabras aparecen en los diarios socios de la dictadura militar y en la televisión de los mismos dueños con cierta frecuencia. Su voz suele ser una cita de autoridad.

El año pasado Beatriz Sarlo dictó un seminario en la Universidad de Tandil que trataba sobre la relación entre imagen y palabra ("relación transemiótica", destacó con énfasis ella). El seminario duró toda la semana en la que selección Argentina jugó la primera rueda del Mundial 2010. A ella no le interesaban los partidos. Los mundiales la remontaban al mundial de la Dictadura argentina. En contraste se la notaba muy entusiasmada con un interminable partido de Wimbledon entre un francés y un inglés. Al tercer día, el miércoles, hizo apagar la luz del aula y proyectó sobre el blanco pizarrón una pintura de Brueguel: La caída de Ícaro. Primero explicó el mito (creo que se refirió a Ovidio): "Se sabe que Ícaro consiguió volar fabricando alas con plumas pegadas con cera y se acercó al sol más de lo oportuno, la cera se fundió, se desbarataron las alas, cayó al mar y se ahogó". Luego pasó inmediatamente a un poema de W. H. Auden, donde el poeta hace una descripción en versos ("ecfrasis", dijo ella) de esta pintura de Brueghel.
La prestigiosa intelectual se detuvo veinte minutos para resaltar "la apropiación" que había realizado Auden de la pintura, ya que (remarcó) Ícaro no aparece en ninguna parte del cuadro: Brueghel habría pintado sólo un paisaje marítimo pero al colocarle el título "La Caída de Ícaro" le daba otro significado ("resemantizaba", dijo ella) toda la pintura. Cuando terminó esta detallada interpretación apagó el proyector y encendió la luz.

Todos estábamos impresionados por el conocimiento y el despliegue realizado por Beatriz Sarlo. En ese momento, con mucha vergüenza, un alumno le pregunta si podía volver a proyectar la imagen de Brueghel. Se apaga la luz se enciende el proyector con la pintura de Brueghel y para sorpresa de todos los asistentes y de la intelectual el alumno le marcó un detalle, cerca del barco central del cuadro aparecían las piernitas de Ícaro rodeadas de algunas plumas sobre la superficie del mar. De esta forma se desmoronaba toda su extensa y apasionante explicación de la operación poética de Auden de apropiarse y resemantizar la pintura de Brueghel, volviéndola al mito original de Ovidio, al que el pintor había sólo aludido en su título para darle otro sentido parafrástico, no sólo haciendo un marco verbal simulado a una representación icónica del mar de Flandes. El alumno con humildad, sin llegar a ser una luminaria, marcó el detalle donde estaban las piernitas rodeadas con las plumas de las falsas alas y los veinte minutos de magistral explicación se desmoronaron en un segundo, como las mismas alas de Ícaro al acercarse al sol. El seminario terminó sin muchos sobresaltos tres días después.
Estos días he leído el libro La audacia y el cálculo. Aquella elaborada interpretación errónea que cometió por no haber visto el detalle de las piernitas de Ícaro agitándose en la superficie del mar se replica en gran parte del libro. Sarlo levanta muestras equivocadas de la realidad kirchnerista. Por ejemplo, quienes hemos participado de los hechos que surgieron de la articulación del programa 6, 7, 8 y 678 Facebook, podemos ver como nuestra propia historia es contada con detalles falsos, siempre tendiente a distorsionar perjudicando ese objeto que atrae a la investigadora. Porque es así, Beatriz Sarlo, con la quizá necesaria frialdad de una investigadora, toma muestras de lo que para ella son objetos teratológicos populistas, como el peronismo y el kirchnerismo, y los pone bajo la lupa. Esos monstruos a ella la apasionan, la atraen y los quiere disecar para entender cómo funcionan en la sociedad argentina. Pero se equivoca al tomar las muestras: a lo que ella denomina "murciélago" es un ruiseñor y sus "cucarachas" son grillos y saltamontes.
En síntesis y para concluir, quizá por estar alejada del objeto que estudia (por no acercarse más al detalle) o por tomar muestras falsas, Beatriz Sarlo en su último libro La audacia y el cálculo (lo que parece más una descripción de su actitud frente al kirchnerismo que la de Néstor Kirchner) duplica el mismo error que cometió en aquel seminario en Tandil. Parte muchas veces de detalles incorrectos, hace planteos inteligentes cargado de teoría y de citas de autoridad para forzar las conclusiones a las que a priori ya había pensado. Pero estas actitudes intelectuales son como las plumas de Ícaro que a cierta altura la cera se derrite y los porrazos son inevitables. "


Conmigo Tampoco Barone " Celebro que un alumno haya señalado un error a un pretendido experto y lamento llegar pasados los 150 comentarios. Sin embargo, no veo el “desmoronamiento” de la “apasionante explicación” de Sarlo. Si vemos el cuadro, las dos piernitas y las plumas son bastante visibles pero si la pintura se titulara “Ahogo del vendedor de plumeros” o “Hincha de River al agua” no habría manera de vincularla con el viejo mito de Ícaro. Aún si las piernitas no estuvieran allí, el título del cuadro se impondría y Sarlo lo hubiera podido imaginar legítimamente bajo el agua. Algo semejante ocurriría si Picasso hubiera titulado el “Guernica” como “Pesadilla” o “Grises y azules”, sin palabras alrededor no habría motivo para relacionarlo con un episodio preciso. Las palabras orientan la interpretación de estas pinturas. Lo que parece desmoronarse es la analogía que propone Carlos Aletto entre su interpretación de la manera de proceder de Sarlo en su libro y la interpretación del cuadro realizada por la invitada más comentada de 678. Al menos en este caso, el detalle no alcanza para desmoronar un mero mecanismo de relación entre una imagen visual y el lenguaje.
Por otro lado, el poema de Auden ( http://lotusseeker.blogspot.com/2009/05/auden-sobre-el-mismo-cuadro-de-brueghel.html ) resemantiza (da otro "sentido parafrástico" diría Aletto) el cuadro porque lo usa para ilustrar el modo en que los antiguos nunca se equivocaban sobre el dolor. "







via :
@pprovitilo
-¿Qué esperamos congregados en el foro?
Es a los bárbaros que hoy llegan.

-¿Por qué esta inacción en el Senado?
¿Por qué están ahí sentados sin legislar los Senadores?

Porque hoy llegarán los bárbaros.
¿Qué leyes van a hacer los senadores?
Ya legislarán, cuando lleguen, los bárbaros.

-¿Por qué nuestro emperador madrugó tanto
y en su trono, a la puerta mayor de la ciudad,
está sentado, solemne y ciñiendo su corona?

Porque hoy llegarán los bárbaros.
Y el emperador espera para dar
a su jefe la acogida. Incluso preparó,
para entregárselo, un pergamino. En él
muchos títulos y dignidades hay escritos.

-¿Por qué nuestros dos cónsules y pretores salieron
hoy con rojas togas bordadas;
por qué llevan brazaletes con tantas amatistas
y anillos engastados y esmeraldas rutilantes;
por qué empuñan hoy preciosos báculos
en plata y oro magníficamente cincelados?

Porque hoy llegarán los bárbaros;
y espectáculos así deslumbran a los bárbaros.

-¿Por qué no a acuden, como siempre, los ilustres oradores
a echar sus discursos y decir sus cosas?

Porque hoy llegarán los bárbaros y
les fastidian la elocuencia y los discursos.

-¿Por qué empieza de pronto este desconcierto
y confusión? (¡Qué graves se han vuelto los rostros!)
¿Por qué calles y plazas aprisa se vacían
y todos vuelven a casa compungidos?

Porque se hizo de noche y los bárbaros no llegaron.
Algunos han venido de las fronteras
y contado que los bárbaros no existen.

¿Y qué va a ser de nosotros ahora sin bárbaros?
Esta gente, al fin y al cabo, era una solución.


Esperando a los bárbaros

Konstantinos Kavafis (1863-1933)

jueves, 26 de mayo de 2011

"Conmigo no, Barone"

"A mí no me da letra nadie, no seas insolente"

"Tranqui Mariotto"


Beatríz Sarlo

El ringtone de Barone by Guillermo E. Tomoyose

martes, 24 de mayo de 2011

"Aunque Pinochet no fue juzgado ni condenado perdió su sitio en la historia, el que se había reservado, para entrar en la de la infamia. Allí está con el argentino Jorge Videla, entre otros muchos."

Ramón Lobo

Yo pisare las calles nuevamente

jueves, 19 de mayo de 2011

Y la muerte no tendrá dominio.
Muerto es desnudo, todos serán uno
Con el hombre en el viento y la luna occidental;
Cuando sus huesos estén limpios
Y limpios sus huesos se hayan ido,
Tendrán estrellas en los codos y pies;
Aunque vayan locos serán cuerdos,
Aunque se hundan en el mar se elevarán,
Aunque se pierdan los amantes el amor no,
Y la muerte no tendrá dominio.

Y la muerte no tendrá dominio.
Bajo las vanas corrientes del océano
Ellos yacen a lo largo sin morir en vano,
Torciéndose cuando los nervios acechan,
Atados a una rueda, ellos no se quebrarán;
La fe en sus manos nunca se romperá,
Y el unicornio correrá entre los males;
Separando todo jamás se desarmarán;
Y la muerte no tendrá dominio.

Y la muerte no tendrá dominio.
Las gaviotas ya nunca clamarán en sus oídos,
Ni las olas romperán sonoras sobre la costa;
Cuando brote un capullo la flor no alzará
La cabeza a los golpes de la tormenta;
Aunque sean dementes y muertos como clavos,
Líderes de los martillados entre margaritas;
Descansando al sol hasta que el sol descanse,
Y la muerte no tendrá dominio.



Dylan Thomas (1914-1953).
And the death shall have dominion

lunes, 16 de mayo de 2011

Soy el hombre agachado | detrás de un arbusto| que se sienta a su escritorio.| Jamás me prenderán.| Todas mis víctimas| tienen una manera| de desaparecer.| No importa que sexo tengas,| serás el próximo.| Te sentarás junto a mí | en un concierto en el bosque.| Si te mirara en el subte,| no desviarías los ojos.| Soy pequeño, engañoso,| como este poema| que ya está dentro de ti.|

El violador

Stephen Dunn (1939. EE.UU.)

Poemas

sábado, 14 de mayo de 2011

«Me educaron, por supuesto, como a todas las mujeres de mi tiempo, con un gran rechazo al divorcio»

«No soy buena conversadora, no sé dibujar, pintar, moldear o esculpir, no puedo hacer las cosas deprisa, me resulta difícil decir lo que quiero, prefiero escribirlo».

«Mi negocio es el crimen»

«nunca deberá entrar demasiado tarde: eso resta interés al lector»

«Puede ser un hotel, un tren, un bar…, pero tiene que ser un lugar donde se reúnen las personas» «Hay que tratar el desenlace con el más exquisito cuidado. Cuanto más próximo al fin se produzca, mejor».

«En realidad, lo único que anhelaba era un matrimonio feliz. De eso estaba segura, como todas mis amigas. Presentíamos la felicidad que nos aguardaba; ansiábamos amar, ser protegidas y queridas, sin tener que variar nuestras costumbres, pero anteponiendo vida, profesión y éxito de nuestro marido; como era nuestro deber. … Me educaron, por supuesto, como a todas las mujeres de mi tiempo, con un gran rechazo al divorcio»


Agatha Christie

domingo, 8 de mayo de 2011

En 1996 firmó la Declaración de Independencia del Ciberespacio. ¿Cómo ha evolucionado la Red?

El cambio más significativo ha sido el que afecta a la identificación y seguridad de los datos que se envían a través de Internet. Ahora, están cifrados desde su salida hasta su destino. Esto ha consolidado la comunicación entre los cibernautas. La Red es más fiable cada día. Debemos avanzar en este sentido, y preservar la soberanía de Internet frente a los intentos de los Gobiernos por controlar la información.

¿Realmente no hay jefes en Internet?

No. La gente, los individuos que se conocen, acaban confiando mutuamente para tomar decisiones técnicas y mantener Internet como un espacio abierto. Siempre habrá maneras de eludir los intentos de control. Internet funciona con el esfuerzo combinado de mucha gente, desarrollando nuevos dominios, nuevas rutas. Nadie puede decir a esta gente lo que tiene que hacer. En cierta medida, son los masones del siglo XXI, semejantes a los que planeaban las catedrales góticas.

¿Qué ha supuesto Wikileaks para la libertad?

Es el ejemplo de la victoria de los cibernautas. Solo ganarán si pueden cerrar Wikileaks, pero no han podido.

¿Cree que desde la irrupción de Wikileaks el mundo es más libre?

Absolutamente. Para ser totalmente libres es necesario saber qué está haciendo tu Gobierno. No puedes ser libre si tu Gobierno esconde secretos. Los secretos son el enemigo más tóxico de la libertad.

¿Cómo han influido las nuevas tecnologías en las revoluciones del mundo árabe?

Han tenido un gran papel. Pero hay otros factores. Cada sistema tiene su punto de inflexión y llega un momento en el que la gente dice basta y se planta. Otra clave ha sido el componente de juventud de la población árabe, en concreto un 70% es menor de 30 años. Muchos de ellos, por tanto, con un elevado nivel de formación. Han sido capaces de encontrarse los unos a los otros para aunar una protesta colectiva y decir a su Gobierno que estaban hartos. Cuando llegas a este punto solo quedan dos alternativas: el suicidio o apostar por la liberación de tu país. Si sabes que hay muchos que piensan lo mismo y tienes un lugar seguro donde reunirte, hacer una asamblea donde no haya pistolas apuntándote, entonces puedes hacer una revolución.

Los críticos con la Red plantean dos reparos. La privacidad de las personas y los flujos de información no veraces.

Internet es libre como la naturaleza. Se pueden establecer algunos límites temporalmente, pero los Gobiernos y las instituciones tienen que ser tan transparentes como los individuos. Está claro que no hay mejor manera para difundir rumores y cotilleos que Internet. Las mentiras se extienden más rápido que las verdades, pero al final la verdad prevalecerá, sobre todo en apartados como el de los derechos humanos.

¿Cómo se imagina la Red dentro de 50 años?

Para mí, lo importante es el genocidio climático que se avecina, y ante ese drama creo que el hecho de tener un Internet más o menos avanzado será irrelevante. En ese escenario la Red podría ser útil para plantear soluciones alternativas, pero no es una cuestión que me haya planteado, me preocupa más el cambio climático.

JOHN PERRY Ciberactivista

sábado, 7 de mayo de 2011

"Cada uno debe empezar a dar de sí todo lo que pueda dar, y aún más. Solo así construiremos la Argentina que deseamos, no para nosotros, sino para los que vendrán después, para nuestros hijos, para los argentinos de mañana. "


"Queremos una Argentina pacífica, poderosa y soberana y una masa de trabajadores unida y feliz como ninguna en el mundo. Queremos el bienestar de los trabajadores, la dignificación de los humildes y la grandeza de esta patria que Perón nos ha dado y que todos debemos defender como la más justa, la más libre y la más soberana de la Tierra. "


"Pero más abominable aún que los imperialistas son los hombres de las oligarquías nacionales que se entregan vendiendo y a veces regalando por monedas o por sonrisas la felicidad de sus pueblos."

Como mujer siento en el alma la cálida ternura del pueblo de donde vine y a quien me debo.

Eva Perón
7 de mayo de 1919 / 26 de julio de 1952
Related Posts with Thumbnails