domingo, 20 de junio de 2010

“…sólo me consuela el convencimiento en que estoy, de quien siendo nuestra revolución obra de Dios, él es quien la ha de llevar hasta su fin, maniféstándonos que toda nuestra gratitud la debemos convertir a su Divina Majestad y de ningún modo a hombre alguno.”

Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano murió en la pobreza

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails