sábado, 12 de marzo de 2011

"Los dos jóvenes ya se alejaban dejando paso a otras parejas, menos hermosas, pero tan enternecedoras como ellos, cada una sumergida en su propia y efímera ceguera. Don Fabrizio sintió que se le ablandaba el corazón: el desagrado se había transformado en compasión por aquellos seres fugaces que trataban de gozar del exiguo rayo de luz cuya gracia les había sido concedida entre las dos tinieblas: la que había precedido a la cuna y la que los arrebataría tras los últimos estertores. ¿Cómo podía uno ensañarse con quienes, sin duda, iban a morir?... Sólo tenemos derecho a odiar lo que es eterno".


'El Gatopardo'
Giuseppe Tomasi di Lampedusa

"Las mujeres que salen a fumar a los portales de los edificios de Nueva York tienen un aspecto furtivo, me dice ella, son inquietantes. Se ven pocos hombres, cada vez menos, fumando en la calle. Las mujeres salen de sus empleos y encienden un cigarrillo bajo el aire helado, determinadas por la urgencia y la gracia seductora de la adicción. Un vicio débil, si se puede llamar así. Los yonquis todavía se esconden. Siento haber dejado de fumar, al verlas, me dice. Luego, como si continuara lo que ha dicho antes, dice: En esta época, por primera vez en la historia, hay más escritores que lectores de literatura."

RICARDO PIGLIA



"La izquierda no ha sabido representarnos. Se ha quedado en el gran conservador del mundo que contribuyó a darnos el futuro. No podemos quedarnos ahí. En efecto, ahora no tenemos una representación política, y hace falta un vuelco generacional. Cuando el berlusconismo acabe hará falta que lidere el país gente que ahora no sabemos quién es, los que no están bajo los focos. Berlusconi es a la vez un cáncer y una gran excusa, pero no durará siempre."

Alessandro Baricco

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails